A través de la Resolución Nº 90 de la Secretaría de Comercio de la Nación, se informó que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), dictaminó que la firma Cascia Gases, de la familia Salinas de Tucumán, fuese la adjudicataria de la compra de los activos que se desprendieron de Praxiar para logara la fusión en la Argentina con Linde.

De esta forma, Cascia Gases se convierte en el tercer productor del mercado nacional en gases medicinales e industriales.

Con esta adquisición, Cascia Gases, que nació en 1975 en San Miguel de Tucumán, se encamina a transitar de manera efectiva su “proyecto de una producción federal con, triplicación de la producción en su Planta de Lules (Tucumán), el arribo a la provincia de Córdoba, con los activos recientemente adquiridos a Linde, y la construcción de su planta y puesta en marcha en el 2025” en la ciudad de Centenario, provincia de Neuquén, para proveer al sistema de salud de la región y abastecer a la industria del Oil & Gas ligada la producción de Vaca Muerta.

En la Resolución Nº 90, se observa que Cascia Gases fue ganadora tras la compulsa con otras tres firmas más. Algunas nacionales y una multinacional. La CNDC, en su fundamentación de la decisión, precisó que la firma tucumana «es independiente de las partes vendedoras; demostró capacidad económica de pago; y no es incumbente en la venta de oxígeno industrial y medicinal con una participación mayor al 30%” en el mercado interno. También explicó que fue “la opción que eligió” la parte vendedora.

Como se informó en su momento, Cascia Gases adquirió tres plantas estratégicamente ubicadas en: el principal es el “Establecimiento Córdoba”, ubicado en el Parque Industrial Ferreira, en la capital mediterránea; el otro es “Establecimiento Tucumán”, ubicado en San Miguel de Tucumán, y el “Establecimiento Santa Fe”, ubicado en la capital de esa provincia. Y otros activos, como cisternas y tanques criogénicos y equipos accesorios a la operatoria.

También recibió un suministro diario representativo de 75 toneladas de oxígeno medicinal por día (TPD), y sus respectivos contratos de venta a diferentes clínicas y hospitales, del ámbito público y privado de esas provincias.

Cabe recordar que la operación que ordenó la CNDC fue ejecutada por la consultora Ernst & Young, a través de la firma Pistrelli, Henry Martin y Asociados. En la foto se ven, en el momento de la firma, los representantes de E&Y: el CNP Pablo De Gregorio y el licenciado Mauro Salvi, por la parte vendedora, y, por Cascia Gases, su presidente y CEO: Marcos Salinas y su padre el Ingeniero Salinas, junto a su equipo gerencial.